El periodismo de Pedro Prieto

Imagen de la información de Pedro Prieto del 84
Miquel Alzamora
24 de mayo de 2023

Mayo de 2023. Si algo me atrae especialmente del periodismo es adentrarme en la hemeroteca y ver lo que hacían antes los periodistas en general, pero los de Ultima Hora en particular. Esta semana con motivo de un reportaje a Damià Amer, he vuelto a repasar colecciones de UH de la década de los ochenta y una vez más me he encontrado con los reportajes de un periodista de cinco estrellas como es Pedro Prieto. Cuando yo no sabía todavía lo que era un titular a cinco columnas, Pedro ya circulaba haciendo reportajes por toda España y que yo leía en el instituto. Aprendí de él leyendole y observando cómo enfocaba las noticias y sobre todo intenté contagiarme de algo que él ha tenido por encima de todos: Instinto. Pedro ha sido y es un reportero que puede cubrirte un juicio, hablar de economía, de fútbol, de sucesos, de cultura, de política…y en esos años 80, con el Mallorca en Primera División, acudía a ‘espiar’ a los rivales del equipo rojillo y viajaba a la península para presenciar entrenamientos y entrevistar a los protagonistas. Desgraciadamente esto ahora no se puede hacer, ni aquí ni en ningún lugar, pero cuando era posible hacerlo sin pasar filtros de ningún tipo, Pedro era un mago porque tenía algo especial y era saberse ganar la confianza de los protagonistas, algo que créanme es muy difícil en esta profesión. Les dejo una imagen de uno de los reportajes que hizo, aunque fueron cientos de ellos y que hoy siguen durmiendo en las colecciones de periódicos. Esas páginas, que se han vuelto amarillas con el tiempo, que no están en internet porque no existía, pero donde hay, todavía hoy, mucho por aprender.

Miquel Alzamora.

El destripador junto a Drácula y a Stephen King

1888 El año de Jack se ha situado en el top 100 de los libros más vendidos en versión eBook en Amazon ocupando una posición cercana a grandes obras como la de Drácula de Bram Stoker o varias obras de Stephen King, sin querer compararme a ellos, nada más lejos de la...