El tuit de Nico

Miquel Alzamora
7 de noviembre de 2021

Noviembre 2021. Posiblemente sea uno de los entrenadores que no deja a nadie indiferente. Hablo de Nico López, actual técnico del Llosetense y uno de los estrategas con más recorrido de nuestro fútbol. Hace mucho tiempo que le conocemos y tanto en Tercera como en Segunda B ha demostrado sobradamente su capacidad como entrenador y gestor de grupos.

Resulta evidente que en un mundo tan introvertido como el del fútbol no puedes caerle bien a todos, pero Nico no hace las cosas ni las dice para caerle bien o mal a uno o a otro lo hace porque a su edad ya no es necesario ir con medias tintas. Llegar a la frontera de dirigir mil partidos es un aval suficiente como para poder decir lo que uno piensa.

En el libro ‘La otra Liga’ hay un capítulo dedicado al entrenador mallorquín. He pensado en él después de leer un tuit suyo este fin de semana tras ganar por tres goles a cero al Rotlet. “Frío, mucho viento y poca gente pero victoria importante. Gracias a los que han venido a Es Puig”. Apenas 18 palabras, pero eso me ha hecho pensar en la cantidad de partidos, días de frío, de viento, de campos con poca gente, de derrotas y victorias que ha vivido Nico. Y sigue. Y seguirá. En el libro recopilamos uno de los reportajes que llevó a cabo Carlos Montes de Oca cuando Nico entrenaba por aquel entonces al Constància. Cuenta mi amigo Carlos que la primera vez que el técnico se sentó en un banquillo “el Real Mallorca todavía no era una SAD y solo unos privilegiados conocían la existencia de  internet, el Barça aún no había conquistado la Copa de Europa, la película Ghost arrasaba en las salas de cine y Hombes G, en los tocadiscos”. Ya ha llovido de eso. Y Nico sigue. Para mí tiene mucho mérito entrenar en Tercera, de hecho, tiene mucho mérito entrenar en cualquier categoría. El tuit de Nico lo escribe décadas después de debutar en un banquillo y la ilusión por entrenar continúa intacta. El fútbol profesional le debería haber dado una oportunidad como a tantos otros que, mordiendo el barro como mordieron, no tendrán la opción de triunfar o fracasar en el llamado fútbol profesional. Sin embargo, desde aquí y desde ‘La otra Liga’, nuestro reconocimiento y admiración más sincera a Nico y a los muchos entrenadores que como él siguen pasando frío en campos con poca gente.

Miquel Alzamora.

Falta compromiso

Una noche me echaron de un estadio porque cerraban el campo tras un partido del Mallorca, pero todavía me faltaban textos por mandar al periódico y el portátil necesitaba corriente eléctrica urgente así que me metí en el primer bar que encontré. Resulta que era un...

El abuelo de Heidi

Todavía hay seres humanos en el mundo que me preguntan si hay gol de oro en las prórrogas. Son de admirar. Son mis ídolos. Les envidio porque van por la vida con la ilusión de que existe el gol de oro, que era una de las pocas cosas modernas que me gustaban del fútbol...