De Aragonés a Luis Enrique

Miquel Alzamora
11 de octubre de 2021

En LOL hay muchas referencias a Luis Aragonés porque ha sido el mejor entrenador que ha pasado por el banquillo del Mallorca. Controlaba todos los registros y eso no lo ha conseguido nadie más que él. Recientemente el seleccionador nacional, Luis Enrique, se encargó de manifestar una gran verdad, que sabe más él de fútbol que el resto, sobre todo refiriéndose a los periodistas. En mi caso tiene toda la razón del mundo. De hecho, cualquier joven técnico de categorías base sabe más de fútbol que yo, pero eso no quiere decir que no se pueda hablar ni opinar de fútbol. La diferencia entre Aragonés, y por ejemplo Luis Enrique, es que el primero sabía más de fútbol que el actual seleccionador, mucho más, y nunca lo dijo. Jamás dijo que él sabía más de fútbol que otra persona. Es más, cuando de un tiempo a esta parte se podía debatir de cuestiones tácticas con los entrenadores en las ruedas de prensa y estos no se sentían incómodos ante estas cuestiones, Aragonés siempre trataba de dar luz en lugar de molestarse. Solía decir lo siguiente: «Esta es mi opinión, pero los especialistas sois vosotros». Todos sabíamos que no era cierto, que el verdadero  especialista  era él y no nosotros. La gran diferencia está en que Luis Enrique tiene que recordar que es él quien sabe de fútbol para que al resto no se nos olvide. Un día contó Aragonés  que siendo entrenador del Oviedo, un aficionado que iba pasado de alcohol, no paraba de hacerle hincapié en situaciones que tenían que ver con lo mal que atacaba el extremo.  El técnico reconoció al descanso que el «tío este tenía razón» y rectificó. «Yo sigo aprendiendo -decía- hasta de un borracho». Mucho más sobre Luis Aragonés en ‘La otra Liga’.

Falta compromiso

Una noche me echaron de un estadio porque cerraban el campo tras un partido del Mallorca, pero todavía me faltaban textos por mandar al periódico y el portátil necesitaba corriente eléctrica urgente así que me metí en el primer bar que encontré. Resulta que era un...

El abuelo de Heidi

Todavía hay seres humanos en el mundo que me preguntan si hay gol de oro en las prórrogas. Son de admirar. Son mis ídolos. Les envidio porque van por la vida con la ilusión de que existe el gol de oro, que era una de las pocas cosas modernas que me gustaban del fútbol...